Archive for the 'Opinión' Category

25
Feb
09

La evolución de la televisión en España

roto_television

El Roto - elroto@inicia.es

La televisión cambia continuamente. Lejos quedó la disyuntiva de ver el único canal disponible o apagar el aparato. Este viejo eremita recuerda ya lejano el día en que no era necesario, algo que hoy en día parece imprescindible, como el mando a distancia.

Con la aparición de las privadas, al inicio de los 90, la lucha por la audiencia se cimentaba en las grandes figuras que convivían con el espectáculo chabacano aunque inocente (véase Mamma Ciccio). A estas cadenas llegaban presentadores con experiencia, periodistas que procedían de otros medios y cuyas caras se iban haciendo familiares (como José Luis Balbín y Jesús Hermida).

A los que retomaron su estela, las caras conocidas de finales de los 90, se les fueron blindando los contratos, convirtiéndolos en personajes para todo, se convertían en seña de identidad, que en caso de fallar en un programa, podían cambiar a otro de la misma cadena.

A principios de la presente década, la entrada de los italianos Vasile (1999) en Telecinco y Carlotti, primero en Telecinco y luego en Antena 3 (2003), provoca una ”’modernización” de la televisión privada. Una búsqueda pura y dura, muy dura, por la audiencia. El auge de la telebasura, de las productoras que vertían subproductos para cualquier canal que se lo pagase y de las polémicas entre programas (incluso de la misma cadena) en pro de la audiencia.

Pero parece que nos hemos separado de la ”senda italiana” que marcaban los dos nombrados ”capo del cuore”. Al hartazgo tras más de cinco años de saturación de la audiencia por los programas cotillas se une la atomización (lo cual suele devenir en empobrecimiento en términos de calidad) de la oferta televisiva. El hecho de la forzosa migración a la TDT hará que los porcentajes de share se vayan pareciendo cada vez más a los que hay en el imperio americano, donde pasar del 10% es una hazaña, y para ello es necesaria la fidelización del espectador por medio de las series y algún concurso con gancho.

Pero para eso aún queda tiempo, estamos en un periodo de transición. Al igual que en todos los aspectos de nuestra vida (como en la información, el conocimiento, las opiniones…), la televisión tiende a la multiplicidad y a la saturación.

03
Feb
09

España…

El mayor imperio del mundo que pasó a ser de los países más atrasados de occidente en poco más de dos siglos.

El país de extremos. Somos mugre de donde a veces aparecen individuos descollantes mundialmente en la literatura, las artes, el pensamientos. Donde conviven férreas creencias católicas y matrimonios gays.

Del de crecimiento mayor de la UE al de mayor paro. El país de los reinos de taifas de las mal entendidas comunidades autónomas. El de la eterna picaresca y el “vuelva usted mañana”.

El país cuyas leyes parecen hacerse con 4 años de caducidad. Donde los políticos forman una piara bulliciosa que se reune a patalear en ambas cámaras.

El del ejército de funcionarios. De la baja productividad y competitividad que se paliaba con ofrecernos más baratos que nuestros vecinos europeos para atraer el turismo y las industrias.

Tras estos años de bonanza-burbuja, nuestro país demuestra ser un nuevo rico que siempre fue un torpe borrego.

23
Ene
09

La generación dormida

Viñeta de "el roto"O la generación conformista. En la actualidad, las últimas generaciones han tenido que luchar cada vez menos por un entorno de bienestar en el mundo occidental. Estan adormecidas. Por menos de lo que ocurre actualmente, en otras épocas hubiera habido levantamientos, para exigir cambios en una sociedad en la que se machaca a lo que se viene llamando el pequeño burgués; para que no se diera dinero en ayudar a entidades cuyos problemas se basan en la especulación que han ejercido últimamente; para que políticos de nivel ínifimo, que sin remontarnos mucho, en la época de la transición no hubieran servido ni para llevar cafés en el senado; por el empeoramiento de la calidad educativa; por las carencias del servicio judicial, tecnológicamente en la época del commodore…

Por tantas y tantas cosas, sólo hay pequeñas revueltas, llenas de hippijos, aburridos e inconformistas. Pocos son los que aplican en su vida las premisas que indican las pancartas que sostienen.

Es una generación conformista, en la que el hastío les lleva a reunirse en manifas para pasar el rato, renuirse con sus amigos y romper unos cuantos escaparates para descargar su testosterona. Son pálidos reflejos de las que reivindicaban de corazón.

Es una generación dormida, que no ha tenido que luchar por conseguir la sociedad que tenemos. Les ha venido heredada. Se abstraen de la realidad, se vuelcan en lo virtual buscando un referente, quizá como tu, que has llegado a leerme por alguna razón peregrina.

Aún se podría sacar algo positivo de esta generación. Son incapaces de provocar una guerra (.. y tampoco de defenderse ante una). Aunque surgieran gobiernos totalitarios en países que cayeran en una crisis más grave de la que tenemos, el lavado de cerebro que tendrían que efectuar para llevar a la situación que se dio en los años 30 tras la crisis del 29, llevaría decenas de años. Mucho más de la decena que se tardó en Alemania para convertirse en una máquina bélica, o en Inglaterra para convencer en defender unos ideales democráticos en Francia a una juventud que se afianzó en el pacifismo, pero que tuvo que adaptarse rápidamente a las circunstancias.

Nos conformaremos con lo que venga. Seguiremos en nuestra burbuja de bienestar pase lo que pase.

21
Ene
09

El Imperio de Obama

Barack ObamaInevitable comenzar a hablar de las inquietudes de este simple eremita sin nombrar a la persona de más actualidad.

Barack Obama, entelequia surgida de la nada, es un producto de diseño fruto del acierto del partido demócrata. Es un concepto innovador destinado a la producción de optimismo.

Estados Unidos, el Imperio de los cien años, necesita urgentemente aprovechar el tirón de la presidencia de Obama. Mostrar al mundo que no están dispuestos a dar la razón a los que piensan que el liderazgo mundial se desplaza hacia oriente.

Porque no hay alternativa real al liderazgo del Imperio. Ni China, ni nadie. Por ahora. Al menos yo no la veo ni la concibo desde mi corto punto de vista de occidental europeo.

Estados Unidos, lleva un siglo peleando. A inicios de siglo comenzó por forjar músculo; empezó a tomar protagonismo después de que sus rivales por el liderazgo mundial se arrancasen las entrañas en dos guerras que los descartaron definitivamente; y ganó la pelea definitiva contra el rival más formidable y más tenaz después de 40 años de batalla.

Desde entonces, ha perdido en parte su estado de forma. No tiene rival al que enfrentarse de cara. Lleva desde hace un tiempo golpeando con sus puños al aire, intentando derribar multitudes de oponentes “invisibles” que le importunan y contra los que no ha sabido hacer frente. Necesita esos rivales (si nos los tiene, ya sabemos que los crea) para seguir en forma, pero éstos ahora son diferentes de los que había derrotado hasta la actualidad. Después de este esfuerzo ha caído a la lona fruto del agotamiento. La primera vez que lo hace en mucho tiempo. Y todos nos hemos resentido.

Por el bien de todo lo que veo desde mi refugio, esperemos que Obama sea capaz de hacer que el Imperio se levante de la lona. Y que demuestre que no es sólo un producto de diseño, ni una entelequia.